Multitarea

Multitarea ¿ Eres hombre o mujer orquesta?

Hola, ¿ Que tal estas?

A veces hace falta que nos recuerden la importancia de las cosas bien hechas, y por eso hoy vamos a hablar de ese ladrón del tiempo que más nos aleja del “buen camino”: la multitarea, analizaremos por qué razones estamos enganchados a ella, y por eso no podemos dejar de hacer malabarismos con nuestro negocio.

Antes de empezar me gustaría darte una cifra, solo el 2.5% de la población mundial puede llevar a cabo más de una tarea al mismo tiempo, dime, ¿formas parte de esa cifra? ¿Puedes sacar adelante varias cosas al mismo tiempo sin equivocaciones?

 

Ser multitarea realmente es difícil y aunque podemos tratar de caminar y mandar Whatsapp a la vez, o de conducir y hablar por teléfono, muy mal hecho por cierto,  la verdad es que hacer dos o más tareas al mismo tiempo da lugar, generalmente, a hacer una de las dos tareas realmente mal.

Este frenesí, nos fríe el cerebro, la hiperactividad de hacer varias cosas a la vez y además de forma acelerada,  nos transmite la falsa sensación de ser más productivos, y es justo lo contrario, créeme.

 

No lo digo yo, lo dicen las evidencias científicas,  la explicación se encuentra en la corteza prefrontal del cerebro, que es responsable de la toma de decisiones y comportamientos complejos como la planificación, que elige procesar en una sola vez la información visual y auditiva, trabajando muy parecido a un cuadro de distribución.  Es decir, al intentar hacer varias tareas a la vez se cambia la forma en la que funciona el cerebro. Cuando centras la atención en algo, se activa la parte del sistema motivacional de este, que es el córtex pre frontal.

Así, cuando estás concentrado, el lado derecho e izquierdo de esta corteza trabajan en tándem. Sin embargo, cuando realizas varias tareas a la vez, los dos lados intentan funcionar independientemente, y sí, parece que estás haciendo dos cosas a la vez, pero realmente estás cambiando, en fracciones de segundo, ente los dos lados del córtex, pero estos microsegundos se van sumando, porque tu cerebro se está quemando, por lo que en realidad tardas hasta un 40% más de tiempo en realizar las mismas tareas que las abordaras por separado.

Y eso no es todo, ir cambiando entre tareas agota tus recursos cognitivos y te hace más propenso a cometer errores.

 

Tu memoria de trabajo, que es responsable del razonamiento, la toma de decisiones y la capacidad de aprendizaje, tiene capacidad limitada. Es como un músculo que solo puede levantar un peso y hacer un número de repeticiones determinados antes de tener que descansar y recuperarse. Solo somos capaces de hacer varias cosas a la vez cuando la carga cognitiva de cada tarea es baja.

La multitarea no es solo mala para el cerebro, sino también para el cuerpo.

Aumenta las hormonas del estrés, cortisol y adrenalina, que pueden estrechar las arterias, aumentar la glucosa en sangre y reducir el rendimiento de los sistemas inmunitarios, entre otros muchos problemas de salud.

A la vista de todas estas desventajas tan preocupantes.

 

 ¿por qué vas a seguir haciendo varias cosas a la vez?

 

La multitarea tiene múltiples efectos negativos y pocas ventajas pese a que, como te decía, pueda parecer todo lo contrario. En concreto, actuando en modo multitarea:

  • Disminuyen los niveles de la atención.
  • El rendimiento intelectual se ve afectado negativamente, al alterarse el control cognitivo.

Y es que, no sólo es lógico priorizar (un proceso que hacemos incluso involuntariamente) sino que, como no somos máquinas ni robots, necesitamos la concentración para poder llevar a cabo una actividad. Y de ello dependerá la calidad del resultado que obtengamos. Cuando alcanzamos un buen nivel de concentración nuestra actividad cerebral se ve beneficiada en:

  • Precisión: tanto en razonamientos como en percepciones.
  • Rapidez: a la hora de procesar información.
  • Profundidad: en nuestras conclusiones, especialmente por la facilidad para asociar conceptos e ideas.
  • Detalle: en el momento de detectar fallos.
¿Crees que puedes prescindir de todos estos atributos en tu actividad mental?

 

La respuesta es: rotundamente no, ya que ello supondría obtener invariablemente un resultado precario en cualquier tarea.

Si te has reconocido en las afirmaciones de líneas anteriores, has de saber que es posible evitar este tipo de comportamientos, para ello:

  • Clasifica y minimiza: por ejemplo, con los correos electrónicos, archiva cada cosa en su carpeta correspondiente y concentra todas tus cuentas de correo en una sola bandeja de entrada.
  • Apaga, silencia, desconecta: todos los dispositivos móviles, teléfonos, servicios de mensajería instantánea o sistemas de notificaciones.
  • Haz listas: planifica tu actividad siguiendo un orden que previamente has decidido y no te lo saltes. Recuerda planificar también los descansos, es importante relajar la mente.
  • Soporte: ten siempre a mano algún tipo de herramienta, ya sea de tipo digital o manual, que te permita anotar las tareas que te van surgiendo, para poder revisarlas cuando sea el momento oportuno.
  • Establece un momento o momentos del día para repasar tu lista de tareas pendientes, actualizarla y reevaluarla, si fuese necesario.
Conocé una técnica que concentra y que aumenta la concentración y lucha contra la procrastinación de manera muy efectiva.

 

Este método consiste en:

  • Divide tu trabajo en periodos de tiempo de 25 minutos (“pomodoros”).
  • Tras cada periodo de trabajo existe un de descanso de duración 5 minutos.
  • Los intervalos de tiempo son inflexibles, no se permiten variaciones ni adaptaciones.
  • Cada cuatro periodos de trabajo se planificará una pausa de duración un poco mayor.

La técnica Pomodoro cuenta con muchas ventajas:

  • Mejora la habilidad mental.
  • Elimina el estrés.
  • Aumenta el control y facilita la planificación
  • Puede implantarse de manera virtual, existen softwares basados en ella en el mercado, aunque la manera tradicional, con el pomodoro sobre la mesa es la más efectiva, por ser la más visual.
  • Tras varios días de aplicación: se puede comprobar un extraordinario aumento de la productividad, se minimiza la procrastinación, se logra un descanso óptimo en las pausas y también repercute favorablemente en el rendimiento individual, desde la óptica del control

Antes de elegir el método Pomodoro para evitar la multitarea, es importante tener claras nuestras motivaciones, algunas de las cuales podrían ser:

  • Ganar en eficacia.
  • Ganar en control, también de nuestro temperamento.
  • Aumentar nuestros niveles de concentración y de energía.
  • Incrementar nuestra atención al detalle.
  • Disminuir nuestros niveles de estrés y de ansiedad.

Para terminar el día de hoy, y si realmente quieres saber si eres “multitarea” o si no lo eres y por ende, debes dejar de hacer varias cosas a la vez, te aconsejo que pruebes un test online, la única pega es que está en inglés, y así, mediante tres sencillas pruebas de 40 minutos podrás averiguar si lo eres.

En el test pondrás a prueba tu capacidad para recordar detalles que condicionarán tus acciones. Por ejemplo, en la primera prueba deberás abrir y cerrar tres puertas, de tal modo que la segunda vez que soliciten ser abiertas deberás bloquearlas. Deberás recordar constantemente qué puertas han sido usadas una vez y qué otras han sido bloqueadas y pueden volver a abrirse. Así, demostrarás que puedes estar pendiente de tres cuestiones al mismo tiempo.

Aquí el test : https://supertasker.org/

 

Dayana Santacreu, tu mentora de cabecera 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
1
Hola, ¿cómo puedo ayudarte?